Noticias

Resultados prometedores de una nueva vacuna contra el melanoma

Desarrollan una nueva vacuna, que, combinada con terapias ya disponibles, no sólo trata variantes agresivas de melanoma, sino que también puede prevenir su recurrencia.

Los resultados del estudio experimental en ratones de laboratorio han sido publicados en la revista PNAS.

Cáncer de piel y melanoma
Existen varios tipos de cáncer de piel. El tipo más frecuente es el carcioma de células basales, que raramente produce metástasis. El melanoma, por el contrario, es el tipo de cáncer de piel más agresivo y peligroso para la vida del paciente. La prevención (autoexamen de la piel, evitar la exposición al sol sin protección) es fundamental para prevenir el cáncer de piel.

Combinación de terapias
Los investigadores probaron tres opciones de tratamiento en un modelo animal (ratones de laboratorio) de melanoma. Los tres grupos recibieron una misma inmunoterapia, así como diversos tipos de vacuna. Un grupo recibió la vacuna contra el cáncer, otro grupo la vacuna además de una molécula denominada Diprovocim, y un tercer grupo recibió la vacuna junto a un adyuvante. Diprovocim es un adyuvante que potencia la terapia mediante el refuerzo del sistema inmunitario. El grupo que recibió la vacuna combinada con Diprovocim tuvo un porcentaje de supervivencia del 100% al cabo de 54 días, mientras que los animales que recibieron inmunoterapia con vacuna no sobrevivieron. Los que recibieron la inmunerapia con vacuna y el segundo adyuvante experimentaron una tasa de supervivencia del 25% pasado el mismo período.

La vacuna también impide la recurrencia del tumor
La vacuna experimental tuvo otro efecto positivo: proteger el organismo contra la recurrencia, o recidiva, del tumor. «Del mismo modo que una vacuna enseña al organismo a combatir patógenos externos, esta vacuna entrena al sistema inmunitario para que ataque al tumor», comentan los autores del estudio. Estos descubrieron que, al intentar reintroducir tumores de melanoma en los ratones del grupo experimental con un 100% de supervivencia, sus organismos rechazaban el tumor, «como si el animal ya estuviera vacunado contra éste».

Experimentos adicionales revelaron que diprovocim potencia el sistema inmunitario y estimula a este a producir leucocitos que se infiltran en el tumor, un tipo de célula que ataca y elimina células cancerosas. Una ventaja adicional de la combinación de vacuna y coadyuvante era su facilidad de administración, pues no es necesario inyectarla directamente al tumor para que sea eficaz. De hecho, la inyección puede ser administrada por vía intramuscular en dos dosis con siete días de diferencia.