Noticias

Investigan el efecto protector de la vitamina D contra el cáncer de mama

Investigadores del Instituto de Salud Carlos III de Madrid han presentado un estudio que relaciona unos niveles adecuados de vitamina D en sangre con un menor riesgo de desarrollar cáncer de mama. Se trata del primer estudio de este tipo desarrollado en España que proporciona información sobre el posible efecto protector de la vitamina D contra el cáncer de mama.

Elevados niveles en sangre de vitamina D podrían tener un efecto preventivo en el cáncer de mama. Tales son las conclusiones de un estudio presentado en el V Simposio Internacional de Cáncer de Mama, celebrado recientemente en el Hospital Clínico de Madrid. Estos datos fueron obtenidos de un estudio epidemiológico llevado a cabo por científicos del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del ISCIII, publicado en el Journal of Steroid Biochemistry and Molecular Biology.

El efecto era especialmente significativo en los tumores triple negativos, que representan alrededor del 10 al 20% de los casos de cáncer de mama (más de uno cada 10). Este tipo de tumor es el más frecuente en mujeres de todo el mundo, con 1,67 millones de casos nuevos anuales (25 200 en España). Es más, esta cifra sigue en aumento, por lo que constituye un problema de salud pública de creciente importancia.

Aumentar este nutriente en mujeres
El objetivo de esta investigación, que ha contado con la participación de investigadores de 12 comunidades autónomas (MCC-Spain), fue examinar la asociación entre las concentraciones de 25(OH)D en suero y el riesgo de cáncer de mama por subtipo molecular y estadio al diagnóstico en una muestra de 546 mujeres con cáncer de mama y 558 mujeres sanas.

Los autores observaron que el riesgo de padecer este tumor disminuía conforme aumentaban los niveles de vitamina D en sangre. Dicho efecto fue similar en mujeres pre y postmenopáusicas y en todos los estadios al diagnóstico. Esta investigación constituye el primer estudio desarrollado en España que proporciona información de la asociación entre los niveles de 25(OH)D en sangre y los diferentes tipos histológicos de cáncer de mama. Los autores subrayan que, dada la elevada proporción de mujeres con concentraciones insuficientes de vitamina D en España, sería necesario el desarrollo de estrategias preventivas encaminadas a mejorar los niveles de dicho nutriente.

El sol no evita el déficit
La exposición solar constituye la principal fuente de exposición a la vitamina D. Hasta el momento, no existe un consenso sobre los niveles óptimos de este nutriente en el organismo. Diversos organismos internacionales han establecido un punto de corte entre los 50 y 75 nmol/L.

En España, pese a su buena climatología, un amplio porcentaje de población presenta hipovitaminosis D (más del 50% de las mujeres sanas del estudio mostraron concentraciones por debajo de 50 nmol/L de 25(OH)D, considerado el principal biomarcador del estatus de vitamina D).

Aunque ya existe una evidencia consistente del efecto preventivo de la vitamina D frente al cáncer colorectal, la evidencia frente al cáncer de mama era menos concluyente.