Noticias

Los cambios de la flora intestinal, posible marcador para la detección precoz del cáncer de colon

Estudios recientes han demostrado que los cambios genéticos en muestras fecales reflejan los cambios de la flora intestinal, y podía servir en un futuro para el diagnóstico precoz de diversas enfermedades asociadas a cambios del microbioma intestinal, como por ejemplo el cáncer de colon.

Cambios en la flora intestinal y cáncer
Un grupo de investigadores de la Universidad de Osaka (Japón) han identificado aumentos de ciertos organismos del microbioma, aumentos que están asociados a ciertos tipos de cáncer colono-rectal, como por ejemplo carcinomas intramucosales y adenomas polipoides. Los resultados de su estudio, publicado recientemente en Nature Medicine Letters, revelan que estos marcadores podrían ayudar a identificar casos de cáncer colono-rectal y diferenciarlos de muestras sanas.

«Creemos que el cáncer colorrectal no es una enfermedad únicamente genética, sino también microbiana», afirma uno de los autores del estudio, Shinichi Yachida. «Nuestros resultados revelan que los cambios del microbioma intestinal están presentes en las primeras fases de desarrollo de cáncer colorrectal, lo cual podría, en teoría, proporcionarnos indicios diagnósticos y causales vitales para esta enfermedad».

El cáncer colorrectal es una enfermedad que avanza de forma relativamente lenta, de ahí que su detección precoz sea crucial para asegurar un tratamiento efectivo. Los investigadores emplearon muestras fecales de más de 600 pacientes sometidos a colonoscopia para evaluar las características de su microbiota intestinal, y cuál es su relación con el cáncer colorrectal.

«Nuestros resultados revelan que el cáncer colorrectal se asocia a un aumento en ciertos factores del microbioma intestinal, así como a la presencia de organismos relacionados con el cáncer… los futuros estudios se centrarán en la relación entre microbioma intestinal y características tumorales en pacientes individuales de cáncer colorrectal. Esto nos ayudará a comprender mejor el papel que juega el microbioma en el desarrollo del cáncer colorrectal».
Imprimir el artículo