Noticias

Los remedios naturales no siempre son inocuos: algunos productos alternativos alteran la efectividad del tratamiento contra el cáncer

Según un estudio llevado a cabo por investigadores israelíes, casi dos terceras partes de los remedios naturales empleados por pacientes oncológicos tienen riesgos potenciales para la salud. 

Remedios alternativos: no siempre son inocuos

El estudio, publicado en la revista Cancer, se centró en la experiencia de oncólogos de 16 países de Oriente Medio, incluyendo Túnez, Israel, Qatar o Turquía. En total, 29 de los 44 remedios naturales más utilizados por los pacientes de cáncer podrían suponer un riesgo sanitario para éstos. Algunos remedios naturales como la cúrcuma pueden aumentar los efectos tóxicos de ciertos tipos de quimioterapia, mientras que el gingko biloba o el té verde pueden aumentar el riesgo de hemorragias en pacientes oncológicos. Otros remedios como el comino pueden alterar la efectividad del tratamiento con quimioterapia.

Los investigadores presentaron a más de 330 profesionales médicos oncológicos un cuestionario en los que se les pedía que citasen cinco remedios naturales utilizados por sus pacientes. A continuación se llevó a cabo una búsqueda en diversas bases de datos de artículos sobre problemas de seguridad y  toxicidad de los productos  naturales mencionados por los oncólogos. Los efectos identificados por estos artículos son: alteraciones farmacodinámicas (15 productos), efectos tóxicos directos (18 productos) y aumento in vitro de respuesta de las células cancerígenas a la quimioterapia (siete productos).

El 57% de los profesionales médicos reportó tener pacientes que utilizaban uno o más remedios naturales. (El estudio no tiene en cuenta el hecho de que muchos pacientes emplean estos remedios sin informar a sus médicos). En su gran mayoría, los pacientes no ven en estos remedios una alternativa real a la medicina moderna, y suelen utilizarlos para mejorar su calidad de vida y soportar mejor el tratamiento, más que para intentar curar sus tumores. Los investigadores del estudio se muestran partidarios de incluir en los equipos oncológicos a médicos que puedan asesorar sobre la seguridad y efectividad de estos remedios naturales, para que los pacientes no obtengan esta información “fuera” del ámbito médico, donde corren el peligro de verse expuestos a charlatanes. Los remedios “alternativos” o “naturales” no son inofensivos: debe consultarse en todo momento con el médico antes de tomarlos para prevenir posibles interacciones. 

Imprimir el artículo