Noticias

Ensayan con éxito tratamiento de inmunoterapia en enfermos terminales de leucemia

Una nueva terapia que “enseña” al sistema inmunitario a volver a luchar contra el cáncer ha despertado expectación después de que un 90% de enfermos oncológicos terminales experimentaran remisión de sus tumores.

Los expertos afirman que el ensayo es muy prometedor, pero que todavía es “un muy pequeño paso”. El investigador principal del estudio comentó que ha funcionado cuando todos los otros tratamientos fracasaron y que a los pacientes participantes sólo les quedaban de dos a cinco meses de vida. Los datos no han sido publicados o revisados y dos pacientes han fallecido a causa de una respuesta extrema del sistema inmunitario.  

El nuevo método extrae células T del sistema inmunitario de los pacientes. Estas células se encargan de destruir células cancerígenas y otros elementos patógenos, pero algunos tipos de cáncer disponen de mecanismos que hacen que las células del sistema inmunitario sean incapaces de detectarlas y destruirlas. Después de modificarlas genéticamente para dotarlas de un nuevo mecanismo de identificación de células cancerígenas (los denominados receptores de antígenos quiméricos) para volver a identificar y destruir células cancerosas de leucemia linfoblástica aguda. Un sola dosis de este tratamiento consiguió la remisión de la leucemia en pacientes en los que todas las otras opciones de tratamiento habían fracasado, “sin que pudieran detectarse células tumorales” en los pacientes. Por otra parte, siete de los pacientes experimentaron síndrome de liberación de citocinas lo bastante grave como para requerir de cuidados intensivos, y otros dos fallecieron. Si bien se trata de un porcentaje aceptable en pacientes terminales, estos efectos secundarios son muy superiores a los de los tratamientos estándar contra la leucemia (quimioterapia y radioterapia) que en la mayoría de casos dan resultados positivos.

El desafío que se plantean ahora los investigadores de la inmunoterapia es cómo hacer que estos tipos de tratamientos funcionen con tumores sólidos. 

Imprimir el artículo